Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Sin categoría’ Category


Read Full Post »

   


Read Full Post »


1. Para orar ante el Sagrario hay que calmarse un poco: pasar de la calle y del ruido, a la soledad, al silencio y a la Presencia.
2. Entrar en la capilla del Sagrario, hacer una genuflexión pausada mirando al Sagrario, que nos haga conscientes de la Presencia. Ir al banco y arrodillarse.
3. Una vez de rodillas, antes de rezar ni de decir nada, mirar al Sagrario y percibir a Cristo: una lamparilla encendida, la puerta del Sagrario normalmente iluminada con un haz de luz potente. Mirar. La respiración debe estar ya calmada; seguimos de rodillas, sin cambiar de postura a cada instante…
4. Mirando al Sagrario, hacer primero un acto de presencia de Dios: “Señor, tú estás aquí… Tú me amas, me escuchas. Te adoro, Dios mío”.
5. Luego, ya antes de iniciar la oración, invocar al Espíritu Santo que dirija la plegaria, ore en nosotros, ponga en nuestra boca lo que hayamos de pedir.
6. Entonces, tal vez, sentarse, despacio y sin movimientos bruscos, sino con recogimiento. Empezar a orar:
-unas veces, leer suavamente el Evangelio dos o tres veces, ver qué dice en sí mismo, imaginarlo, sentir la voz de Cristo y luego reflexionar para saber qué me dice a mí concretamente, ahora,
-otras veces, en lugar del Evangelio, las oraciones del Misal para la Misa de cada día, o un prefacio o la plegaria eucarística, imbuyéndonos de la oración de la Iglesia y haciéndola nuestra,
-otras, rezar despacio un salmo, dejando que cale en el alma, o emplear jaculatorias al ritmo sosegado de la respiración: “señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero”, “¿A quién vamos a ir? tú tienes palabras de vida eterna”, “Jesús, confío en ti”, “Dios mío y mi todo”…
-otras, simplemente, hablar con Él, suavemente, en conversación amistosa, sobre lo que sentimos, vivimos, sufrimos y pedir gracia y luz.
Son los pasos normales. Pero, sobre todo, cuidar mucho la preparación y el inicio de la oración. A veces entramos en ella como elefantes en cacharrería, sin recogimiento ni haber pacificado el interior, nos ponemos nerviosos y tenemos que huir.
Además, cuando se está ante Él, se hace luz en el interior, y todo lo que hay en la conciencia sale a flote con claridad incomodando. Encararnos entonces lo mejor posible con la verdad de nuestra vida, dejando que el Señor hable o nos dé sentimientos o luces en el corazón.

Read Full Post »

La palabra monaguillo quiere decir “pequeño monje” y se utiliza para referirse cariñosamente a un niño o niña que auxilia a los religiosos en la Santa Misa.

Sabías que…

1. La palabra monaguillo quiere decir “pequeño monje” y se utiliza para referirse cariñosamente a un niño o niña que auxilia a los religiosos en la Santa Misa.

2. Los monaguillos visten pequeñas sotanas o ropas similares a los hábitos religiosos por la dignidad e importancia de la ayuda que prestan.

3. Los monaguillos aprenden a ser puntuales, ordenados y muy cuidadosos de su apariencia y limpieza por servir a Cristo mismo en el Altar.

4. Cuando un pequeño es admitido en un grupo de monaguillos se le presenta ante la comunidad de su iglesia para que todos lo identifiquen y le brinden respeto y lo animen.

5. Todo monaguillo se vuelve muy hábil porque, si algo falta o anda mal, debe resolverlo con rapidez y casi siempre por sí mismo, pues cada uno tiene una encomienda específica.

6. A los monaguillos se les tiene total confianza porque son honestos, responsables y obedientes de los mandamientos de Dios.

7. Los monaguillos adquieren una alta autoestima, buen sentido del humor y del compañerismo por su trato con sacerdotes y obispos, y por sus dinámicas y juegos.

8. Cada iglesia tiene un grupo de monaguillos en el que te están esperando con mucha alegría ¿Qué esperas para informarte? ¡Anímate

Read Full Post »

La palabra monaguillo quiere decir “pequeño monje” y se utiliza para referirse cariñosamente a un niño o niña que auxilia a los religiosos en la Santa Misa.

Sabías que…


1. La palabra monaguillo quiere decir “pequeño monje” y se utiliza para referirse cariñosamente a un niño o niña que auxilia a los religiosos en la Santa Misa.


2. Los monaguillos visten pequeñas sotanas o ropas similares a los hábitos religiosos por la dignidad e importancia de la ayuda que prestan.


3. Los monaguillos aprenden a ser puntuales, ordenados y muy cuidadosos de su apariencia y limpieza por servir a Cristo mismo en el Altar.


4. Cuando un pequeño es admitido en un grupo de monaguillos se le presenta ante la comunidad de su iglesia para que todos lo identifiquen y le brinden respeto y lo animen.


5. Todo monaguillo se vuelve muy hábil porque, si algo falta o anda mal, debe resolverlo con rapidez y casi siempre por sí mismo, pues cada uno tiene una encomienda específica.


6. A los monaguillos se les tiene total confianza porque son honestos, responsables y obedientes de los mandamientos de Dios.


7. Los monaguillos adquieren una alta autoestima, buen sentido del humor y del compañerismo por su trato con sacerdotes y obispos, y por sus dinámicas y juegos. 


8. Cada iglesia tiene un grupo de monaguillos en el que te están esperando con mucha alegría ¿Qué esperas para informarte? ¡Anímate!

Read Full Post »

Preparándonos para recibir el fuego nuevo y celebrar las fiestas de pascua, te comparto esta explicación del cirio pascual, y ve preparando el tuyo para participar en la Vigilia Pascua.
El significado más importante del Cirio de Pascua es recordarnos la victoria sobre la muerte de Nuestro Señor Jesucristo a través de la Resurrección. Además existen otros símbolos con relevantes significados para todos los cristianos:
1. La Cruz u otros símbolos litúrgicos en el Cirio Pascual
Cirio Pascual Cruz para Vigilia Pascual
La Cruz es tradicionalmente el símbolo de Jesús. En un Cirio de Pascua representa a Cristo y la luz eterna que nos da a todos nosotros, sirviéndonos de guía en las penumbras.

Otros símbolos litúrgicos que se utilizan hoy en día en los Cirios para Pascua son el cordero, Jesucristo resucitado, el Sagrado Corazón de Jesús, etc…
2. Clavos o granos de incienso en el Cirio Pascual
En algunos casos, se pueden usar clavos o granos de incienso en el centro y en cada uno de los extremos de los brazos de la Cruz. A través de estos elementos se representan las cinco llagas que Jesús sufrió durante su Crucifixión (las cuatro heridas de los clavos que lo sostenían a la Cruz y la herida de la lanza del soldado en el costado derecho).
3. Alfa y Omega en el Cirio Pascual
La letra griega alfa (ubicada en la parte superior del Cirio) y la letra omega (ubicada en la parte inferior del Cirio), son, respectivamente, primera letra y la última del alfabeto griego. En un Cirio Pascual representan que Cristo es el comienzo y el fin de todas las cosas.
También nos recuerda que la palabra de Dios es eterna (Apocalipsis 1:08: “Yo soy el Alfa y el Omega, dice el Señor, quien es, quien fue y quien ha de venir, el Todopoderoso”).
Además nos habla de que ahora y siempre Cristo está vivo en su Iglesia, y le da fuerza para afrontar una año más.
4. Año en curso en el Cirio Pascual
El año actual es colocado en el Cirio Pascual como símbolo de la presencia de Dios aquí y ahora. Puede ser situado en cada uno de los huecos de los brazos de la Cruz o en la parte inferior

Read Full Post »


​Los diez mandamientos del Acólito

1.- Es puntual en todos los actos: reuniones y celebraciones litúrgicas.

2.- Se presenta siempre aseado, tanto en la propia persona como en el vestido y en el calzado. Un acólito se lava las manos antes de la celebración, no se presenta al altar despeinado ni sucio.

3.- Es amable y cortés con todos.

4.- Guarda orden riguroso respecto a los objetos del culto.

5.- Observa silencio en el templo. Evita risas y bromas en lugares y momentos de silencio.

6.- Mantiene limpia su alba y la guarda ordenadamente.

7.- No descuida la oración diaria, la Misa Dominical, la Comunión frecuente y el sacramento de la Reconciliación.

8.- Hace bien su trabajo, con atención, concentración y devoción: no curiosea en el templo ni mira hacia los lados; es prudente y cuidadoso con los utensilios; no hace ruido innecesario con vinajeras u otros objetos y está siempre atento a lo que necesita el sacerdote que preside la Eucaristía.

9.- Estudia y conoce la liturgia de la iglesia: sus signos, ritos y significado. Y así se da cuenta de dónde y cuándo lo necesitan.

Read Full Post »

Older Posts »