Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘SANTOS’ Category

Vamos a hacer una entrevista a aquel pescador de Galilea llamado Simón Pedro:

Pregunta: ¿Qué sentiste al negar a Cristo?

Respuesta: Fue el día más triste de mi vida; no se lo deseo a nadie. Yo era muy duro para llorar, pero ese día lloré a mares; no lo suficiente, porque toda la vida lloré esa falta. Sin embargo, por haber negado al Señor un día, lo amé muchísimo más que si nunca lo hubiera hecho. Esas negaciones fueron un hierro candente que me traspasó el corazón.

Pregunta: ¿Prefieres el nombre de Pedro al de Simón?

Respuesta: Sí, porque el nombre de Simón me lo pusieron mis padres; el de Pedro, Cristo. Además, es un nombre que encierra un gran significado. Por un lado me hace feliz que Él me haya hecho piedra de su Iglesia; por otro lado, me produce gran confusión, porque yo no era roca, sino polvo vil. Cristo ya no me llama Simón, Él prefiere llamarme roca; y en el cielo todos me llaman Pedro.
Mi antiguo nombre ya se me olvidó. Cuando pienso en mi nuevo nombre, cuando me llaman Pedro, inmediatamente pienso en la Iglesia. Me llaman así con un sentido muy particular los demás vicarios de Cristo que me han seguido, y yo siento ganas de llamarles con el mismo nombre, porque todos somos piedra de la misma cantera, todos sostenemos a la Iglesia.

Pregunta: ¿Por qué dijiste al Señor aquellas palabras: «Señor, a quién iremos, si Tú tienes palabras de vida eterna»?

Respuesta: Me salieron del corazón. La situación era apurada, y había que hacer algo por el Maestro; veía a mis compañeros indecisos, y sentí la obligación de salvar la situación y confiar; por eso dije en plural: «¿A quien iremos Señor? Tú tienes palabras de vida eterna». Yo mismo no comprendía en ese tiempo muchas cosas del Maestro. Ni pienses que entendía la Eucaristía, pero dejé hablar al corazón, y el corazón me habló con la verdad.
Yo amaba apasionadamente al Maestro y aproveché aquel momento supremo para decir bien claro y bien fuerte: «Yo me quedo contigo». Y, de lo que entonces dije, nunca me arrepentí.

Pregunta: ¿Qué sentiste cuando Cristo Resucitado se te apareció?

Respuesta: Es difícil, muy difícil de expresar, pero lo intentaré. Por un segundo creí ver un fantasma, luego sentí tal alegría que quise abrazarlo con todas mis fuerzas. «¡Es Él!» pensé, pero luego sentí cómo se me helaba la sangre, y quedé petrificado sin atreverme a mover. Él fue quien me abrazó con tal ternura, con tal fuerza… Y oí muy claras sus palabras: «Para mí sigues siendo el mismo Pedro de siempre».

Pregunta: ¿Qué consejo nos das a los que seguimos en este mundo?

Respuesta: Puedo decirles que mi actual sucesor, Benedicto XVI, es de los mejores. Háganle caso y les irá mejor.

Pedro es el típico hombre, humilde de nacimiento, que se hizo grande al contacto con Cristo. El típico hombre, pecador como todos, pero que, arrepentido de su pecado, logró una santidad excelsa.

Read Full Post »

HOY ES: SAN JUAN

“Es preciso que Él crezca y que yo disminuya” Jn 3,30

Read Full Post »

..Trece minutos con San Antonio..

Arrodillados ante su imagen (o estampa) le diremos con ternura:

♥ Trece minutos que estaré a tus pies, padre mío San Antonio, para ofrecer mi invocación sentida ante tu imagen milagrosa, de quien tanto espero, pues bien se ve que tú tienes poderosas fuerzas divinas para llegar a Dios. Así lo revelan tus patentes milagros, padre mío San Antonio, pues cuando acudimos a ti en horas de tribulaciones, siempre somos prontamente escuchados.

Hoy que es un día tan grande, llegarán a ti, miles de almas, que son tus fervientes devotos, a pedirte, porque sabemos que nos harás grandes concesiones, poniendo en primer turno a los más necesitados para que reciban tus favores. ¡Qué consolado me siento al entregarte mis penas!

Espero Santo mío me concedas la gracia que deseo y si me la concedes, te prometo contribuir con una limosna para tus niños pobres.

Tres grandes gracias te concedió el Señor; que las cosas perdidas fueran aparecidas, las olvidadas recordadas y las propuestas aceptadas. ¡Cuántos devotos llegarán a ti, diariamente a pedirte alguna de las tres, y tú jamas te niegas a concederlas! ¡Que llegue hoy a ti lo mío que tan necesitado pone a tus pies este humilde devoto.

Read Full Post »

SAN JOSE OBRERO

 

SAN JOSÉ OBRERO!!! (Mayo 1)

Vivías del trabajo cotidiano,
fuiste un trabajador, un simple obrero;
¿tu fidelidad?: -“es José el carpintero”-,
… un humilde currante, un artesano.

Trabajo en el que fuiste nuestro hermano;
un trabajo de honrado jornalero
que en todo cuanto hace pone esmero,
porque sabe que Dios usa su mano.

Patrono del trabajo y su salmista,
-manos callosas y dedo vendado-
enseña al hombre de hoy, tan derrotista,
a vivir su trabajo ilusionado,
más alegre, cristiano y optimista,
más solidario y más humanizado.

Publicado por José Luis Martínez SM

Read Full Post »

 

¿CÓMO SERÍA EL TALLER DE SAN JOSE?
Javier Leoz.-Utilizaba el martillo de su pe…rseverancia: aseguró todo, hasta el final.
-El formón era su herramienta preferida: quitaba importancia a las cosas.
-La sierra no tenía cabida en su taller: lo poco que tenía, sabía aprovecharlo.
-El metro era muy original: donde los hombres medían corto..el siempre echaba largo-Su nivel era muy especial: donde los hombres se torcían, El siempre enderezaba.
-Su distracción era el silencio: nunca hizo ruido. Nadie se quejó de EL.
-El banco de su trabajo era sencillo: sus manos, en cambio, prodigiosas.
-No tenía grandes operarios: un tal, Jesús, le echaba una mano. María, miraba con amor.
-Nunca tenía hambre: María, su esposa, le llenaba de felicidad.
-Su cepillo cortaba muy poco: sabía que la pobreza no le permitía desperdiciar nada.
-El destornillador que más utilizaba era la dulzura: con ella consiguió sacar muchas espinas.
-La escuadra preferida era la Biblia: con ella le cuadraba todo.
-La maza era su afable carácter: todo material se dejaba doblegar.
-El punzón preferido era la palabra oportuna: habló poco, pero hizo mucho.
-Los sargentos eran sus convicciones: con ellas todo quedaba atado
-Las tenazas eran su perdón: nunca tuvo rencor, siempre lo sacó fuera
-La lija fue la confianza: con ella se dejó pulir y llevar hasta el final de sus días
-La madera era su obediencia: Dios, una vez más, encontró una persona leal, noble y pobre.
-Sus trabajos eran sencillos: trabajaba para vivir y, aún así, no siempre pudo vivir bien.
-El secreto de su carpintería fue la fe: con ella la abrió y, sin ella, hoy no hubiera sido conocida.
-Su taller era pequeño pero, en su interior, siempre había un lugar para todo el que llamaba.
-Su taller tenía una ventana: cuando se abría, se veía el cielo.
-Su taller tenía un suelo: la esperanza lo sustentaba todo.
-Su taller tenía una inspiración: la oración. En ella, San José, encontraba la razón de sus fuerzas y de su ser.Así, más o menos, era el lugar de trabajo de José de Nazaret. Ojala que, entre todos, no lo desvirtuemos.
Ojala que, San José, nos haga ver que –en el día a día- es donde hemos de construir un gran taller para nuestro Dios

Read Full Post »

BEATO JUAN PABLO II

Hoy 22 de octubre se celebra la fiesta litúrgica del Beato Papa Juan Pablo II, elevado a los altares en una multitudinaria Misa el 1 de mayo de 2011 en la Plaza de San Pedro en Roma.
La decisión de celebrar la memoria del Papa Peregrino el día 22 de octubre se tomó debido a que ese día en 1978 Juan Pablo II inició su pontificado.
Por ser Juan Pablo II aún beato, las celebraciones oficiales se realizan en Roma, ciudad de la que todo Papa es Obispo y en Polonia, su país natal. Esto no impide que católicos de otras partes del mundo, algunos de los cuales han solicitado a través de sus diócesis el permiso formal, puedan plegarse a las celebraciones.
El proceso de canonización del Papa Wojtyla sigue su marcha normal y se evalúan posibles milagros atribuidos a su intercesión. El milagro que permitió la beatificación de Juan Pablo II fue la curación del Parkinson de la religiosa francesa Marie Simon-Pierre, sanada de Parkinson, la misma enfermedad que padeció el difunto Pontífice.

Read Full Post »

¿Qué nos enseña Santa Teresa de Ávila?

 
¿Qué nos enseña Santa Teresa de Ávila?
A mantenernos en la oración aunque tengamos períodos de aridez espiritual como los que tuvo ella.
A vencer las dificultades de la vida con buen ánimo y con una gran confianza en Dios. Saber poner en manos de Dios nuestras dificultades.
A perseverar en las situaciones difíciles de nuestra vida sin perder de vista nuestro objetivo: llegar al cielo.
Paciencia ante las acusaciones de las gentes. No guardó rencor a la gente que tanto se opuso a ella y sus ideas.
Valor ante las dificultades. Era capaz de solucionar los problemas que se le iban presentando.
Aceptar la voluntad de Dios en su vida.
A escuchar a Dios en la oración.
A ofrecer a Dios también las cosas alegres y no sólo los sufrimientos.

Read Full Post »

Older Posts »