Feeds:
Entradas
Comentarios

Sin duda alguna te has dado cuenta que durante el año el sacerdote viste de diferentes colores para presidir la Eucaristía. Bien en estos momentos vamos a descubrir cuál es su significado.

Los colores en la liturgia expresan la vivencia de la Iglesia o Pueblo de Dios, de manera que, cuando observamos los colores de las vestiduras del Sacerdore y en el ornato de la Iglesia, podemos imaginar cuál es el caracter de la celebración que se tiene en la Liturgia.

Blanco: Es el símbolo de la vida divina de gracia, de la luz, la alegría y la inocencia. En el año litúrgico se usa el vestido blanco en las fiestas del Señor (Natividad, Resurrección, Epifanía..), de la Virgen Santísima, de los Angeles y de los Santos que no fueron mártires.

Verde: Se usa durante el año en los domingos que no coinciden con un tiempo especial. También se usa en la semana, cuando no hay ninguna fiesta especial. Simboliza el fruto bueno que Dios espera de nosotros y la virtud de la esperanza, de la frescura y la lozanía del alma.

Morado: Se usa especialmente durante el Adviento y la Cuaresma y en misas votivas (las que dicen para invocar la ayuda del Señor en algunas necesidades o calamidades). También en las misas por los difuntos. Este color simboliza la penitencia, la humildad y la espera, es un llamado a la conversión permanente.

Rojo: Se usa en la fiesta de Pentecostés, pero también el Domingo de Ramos, el Viernes Santo, en todas las fiestas de la Pasión del Señor y en las fiestas de todos los mártires. Es el color más parecido a la sangre y al fuego, además qes el que mejor simboliza el incendio de la caridad o el heroísmo del sacrificio y amor.

Azul: Se usa en las fiestas de la Virgen María.

Dorado: Es el color festivo y de solemnidad.

En la Iglesia hay unas normas litúrgicas que garantizan el cuidado del culto a Dios. Una especie de “protocolo” para lo sagrado: modos cómo debemos tratar a Dios y las cosas de Dios.

Tener cuidado de comulgar delante del sacerdote. Inmediatamente de recibirla, si se comulga en la mano, hay que introducirla en la boca.No alejarse hacia su sitio con la comunión en la mano.

La celebración de la Misa termina con una bendición del sacerdote a toda la comunidad en nombre de Cristo. Es de muy mala educación abandonar la iglesia sin recibirla.

En la fila, cuando vas a comulgar, debes ir con actitud de recogimiento porque vas a recibir a Jesus, y no de cualquier manera, mirando a todos sitios, distraído o con las manos en los bolsillos….

Cuando pasas por delante del altar debes hacer una reverencia. Si allí esta ya Jesucristo en cuerpo y sangre debes hacer la genuflexión

No llegues temprano para quedarte en los últimos bancos! Pasa hacia delante para sentirte mas cerca del señor 

Ordenes Religiosas

LOS 10 MANDAMIENTOS

Oración del Monaguillo

Partes de un templo catolico

VAMOS A APRENDER UN POCO…

LA IGLESIA O TEMPLO CATÓLICO:
La iglesia es un lugar que está construido especialmente para que nos podamos reunir todos juntos como familia de Dios, para que todos juntos podamos demostrarle a Dios nuestro cariño, podamos hablar con él o celebrar.

Dentro de la iglesia encontramos los siguientes lugares:

EL PRESBITERIO:

Dentro de la iglesia existe un lugar más elevado que se llama presbiterio porque ese es el recinto de los presbíteros o sacerdotes que en nombre de Jesús proclaman la Palabra de Dios y nos dan el Cuerpo y la Sangre de Cristo. En el presbiterio están el altar, el ambón, la sede y la credencia.

EL ALTAR:

Es una mesa rectangular, pero no una mesa cualquiera, ya que allí se colocan las ofrendas y se realiza la consagración. Es la mesa del banquete que representa a la persona de Jesús. Por eso el sacerdote la besa cuando comienza la misa y todos, cada vez que pasamos frente al altar, hacemos una reverencia inclinando la cabeza.

LA SEDE

Es la silla más grande que está en el presbiterio. En ella se sienta quien preside la celebración de la misa.

EL AMBÓN:

En el ambón se apoya el libro que contiene la Palabra de Dios, y desde allí se leen las lecturas bíblicas durante la misa. Se suele vestir el ambón con los colores del calendario litúrgico.

LA CREDENCIA:

Es una mesita pequeña en la cual se apoyan los elementos que se utilizan durante la misa.

EL SAGRARIO:

Es el lugar donde se encuentra el Cuerpo de Jesús. El término proviene de “sagrado”; es el lugar más santo de la iglesia, porque allí se encuentra Jesús, nuestro Dios, en la Hostia.

Los sagrarios tienen diversas formas, pero podemos localizarlos fácilmente en los templos porque muy cerquita de ellos hay una luz roja, muy pequeña, que nos indica que ahí está Jesús.

FUENTE O PILA BAUTISMAL:

En la iglesia se destina un lugar, con forma de fuente, para realizar los bautismos. Allí se derrama el agua bautismal durante la celebración del sacramento.

LA CRUZ:

En todas las iglesias siempre hay una cruz en un lugar importante. Por la cruz Jesús nos trajo la salvación. La cruz une a todas las personas con Dios.

RETABLO:

Es una construcción que suele ser de madera, es para decorar y poder colocar allí las imágenes de los santos.

NAVE CENTRAL:

Es el lugar reservado a los fieles, con los bancos colocados de tal forma que todos puedan participar con la vista y el espíritu en las sagradas celebraciones, para que puedan acercarse con facilidad a recibir la comunión, y para que puedan adoptar las distintas posturas recomendadas para los diversos momentos de dichas celebraciones.

CONFESIONARIO.

Lugar donde confiesa el sacerdote.

VIA CRUCIS:

Todas las iglesias tienen representadas de alguna forma las 14 estaciones del Vía Crucis para que los fieles puedan seguirlas mientras rezan.

AGUA BENDITA:

La mayoría de las iglesias disponen de pequeños recipientes para el agua bendita, de manera que el que entra o sale pueda santiguarse con ella.

FUENTE:

Con alguna información tomada del libro: “Monaguillos. Servidores de la fiesta de Jesús.” 

y de la “Liturgia Cotidiana” de Editorial San Pablo.